Herencias y legados

Tu compromiso con las personas más desfavorecidas, por hacer un mundo más justo, puede prolongarse tanto como tú desees. Un legado en favor de Cáritas Diocesana de Ciudad Real, será un signo de esperanza para muchas familias y nos ayudará a que tu solidaridad haga posible nuestro trabajo a lo largo de los años.

Gracias a las herencias y legados recibidos hemos podido desarrollar numerosos proyectos, muchos de los cuales no hubieran sido posibles sin esta ayuda.

 

Cada vez son más las personas que deciden prolongar su compromiso solidario con la erradicación de la pobreza y la exclusión, así como promover el desarrollo integral de las personas y los pueblos, especialmente de los más pobres y excluidos. Hacer testamento es la forma de asegurarte que cuando no estés, tus bienes y tú patrimonio, tu herencia, se distribuirán y emplearán según tu voluntad.

 

Además de dejar tu herencia a tus seres más queridos, puedes convertirla en solidaria. Incluyendo a Cáritas en tus legados o herencia, ayudas a construir un mundo más justo e inclusivo para todos.

 

Nombrar a Cáritas como heredera o realizar un legado a su favor, es una forma de dejar huella. Las herencias y legados que Cáritas recibe son escrupulosamente aplicados según los deseos del testador. Para ello, solo es necesario nombrar a Cáritas Diocesana de Ciudad Real en el momento de hacer su testamento.

 

 

Igualmente, es posible hacer donaciones de bienes y derechos como inmuebles, cualquier otro bien o derecho susceptible de ser convertido en dinero o ser destinado directamente a los fines propios de Cáritas.